Fancellu se lleva la vuelta tras la última etapa ganada por Oier Ibarguren

La Vuelta Ciclista a León ya tiene ganador para su trigésima edición. Alessandro Fancellu, un portento italiano ya puede presumir a sus 19 años, tres meses y tres días de ser el ganador de una de las carreras más duras del calendario aficionado internacional, casi un pasaporte para el campo profesional al que también llama Oier Ibarguren, el ciclista que le dio un triunfo al Diputación de León casi una década después de que uno de sus ciclistas levantara los brazos como vencedor de una etapa de la ronda que impulsa la misma institución –la Diputación provincial de León- que da nombre al único equipo leonés.

Sahagún acogió el final de carrera tras otra jornada que había comenzado en la Finca Valdemora de La Bañeza y que volvió a ser una etapa sin tregua en la que se repitió el guion de los días anteriores, con una fuga que se formó en los primeros kilómetros y que, contra todo pronóstico, consiguió llegar a la meta después de que la decena de ciclistas que formaban esa escapada se fuera reduciendo poco a poco. A 30 km de la llegada a Sahagún parecía que la fuga estaba condenada a morir, pero la reactivaron varios ciclistas y cuando parecía que no había entendimiento, Oier Ibarguren decidió intentarlo en solitario.

Era el día de la fiesta grande de Azpeitia, su pueblo, y lo decidió festejar a lo grande. Saltó con fuerza, tomó unos segundos de ventaja que fueron aumentando hasta el filo del medio minuto cuando el pelotón engullía a sus compañeros de fuga. Nadie daba entonces un euro por que el ciclista vasco llegara a la meta en solitario, pero los ánimos desde el coche de Adrián mateos, el director de la escuadra leonesa, y su demostración de fuerza le llevó a entrar en la recta de meta con 11 segundos que le permitieron levantar los brazos para festejar como se merecía una victoria como la que acababa de lograr.Por detrás, el pelotón con otro ciclista feliz, el italiano Alessandro Fancellu, que veía cómo esa jornada final la había solventado sin sobresaltos gracias a la labor de su equipo que le llevaron a lo más alto del podio con otros dos jóvenes con futuro como Sergio Araiz y Adne Holter. El mejor leonés fue Marcos González Cabero. Todos ellos protagonistas en un podio final en el que ejerció de ‘anfitrión’ el nuevo presidente de la Diputación, Eduardo Morán, que disfrutó de ese espectacular fin de fiesta en Sahagún de una carrera que desde hace tres décadas impulsa la institución provincial que está consiguiendo que la carrera sea una importante promoción turística para la provincia leonesa.  

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *